Cresta, me caso! Por Amparo Hernández C.

¿Ustedes creen que Amparito se va a casar? ¡Síiiiii!

Estuve un día en shock. No pensé que podía pasar. Se acuerdan que la columna anterior tiré un palo. Bueno, parece que acusó recibo. Jajajaja

El tema ahora es que ¡soy novia! ¿Qué se hace? ¿Por dónde se empieza? ¿Cómo sé qué vestido quiero? ¿Tengo que invitar a l tía abuela, a los primos de segundo grado, a los amigos de los amigos de las respectivas familias? 

Han cachado lo caro que es hacer un matrimonio. No sé ustedes, pero yo LES PROMETO que no sueño con un matrimonio entonces… ¿pedir un crédito de consumo para pagar una fiesta de una noche? Francamente. No quiero. 

Me van a decir que es una sola vez, algo para contarle a tus hijos (ejalé ya salí con lo de los hijos y todavía no me caso) y lo emotivo para la familia, etc, etc. Pero es MUCHA PLATA para una noche de piscolas con amigos.

Esta columna es porque quería contarles lo que ya sabían. Me caso. Y no puedo estar más feliz. 

Ahora… los necesito. En estos años en la Zeta algo me han cachado. ¿Juguemos? ¿Qué se imaginan ustedes? ¿Qué debería ponerme? ¿Qué deberíamos comer? No me vengan con los tapaditos que ya los leí en Twitter. Recuerden… siempre los leo. 

Espero sus típs. ¡POR FAVOR!

Deja un comentario