El presidente francés Emmanuel Macron había puesto en duda el mes pasado al escenario de la ceremonia al señalar que había lugares alternativos para la inauguración por el tramo del río Sena en el centro de París, pero sin precisar cuáles. Esa duda ha quedado despejada, la ceremonia inaugural se realizará tal como estaba planeado en el río Sena el 26 de julio de 2024, confirmó Tony Estanguet, presidente del Comité Organizador. Descartó que exista un plan alternativo a pesar de los desafíos de seguridad.

Se implementará una burbuja de seguridad para controlar a los 400,000 asistentes en las riberas. Un reto mayor es encontrar a los 17,000 guardias privados necesarios.

Las delegaciones desfilarán en pequeñas embarcaciones por un trayecto de 6 km que comienza en el puente de Austerlitz y termina frente al Trocadero. Pasarán por debajo de 8 puentes emblemáticos como el Pont Neuf y junto a sitios históricos como Notre Dame y el Museo del Louvre.

La ceremonia será abierta al público general en las riberas superiores sin costo. En las inferiores se deberá pagar entrada. Se instalarán 800 pantallas gigantes para que más personas puedan seguir el evento.

En resumen, la inauguración se realizará en el Sena según lo planeado, con desafíos logísticos y de seguridad por la ubicación, pero garantizando el acceso al público con pantallas y lugares gratuitos.