La película narra la historia real del accidente aéreo ocurrido en 1972 en los Andes de un avión uruguayo que viajaba a Chile con 45 personas a bordo. Debido a errores de navegación, el avión se estrelló en una zona remota de las montañas nevadas, dejando a los sobrevivientes atrapados a miles de metros de altura y con temperaturas bajo cero.

Inicialmente murieron 12 personas en el choque. Los 33 restantes lucharon por sobrevivir durante 72 días en uno de los ambientes naturales más agrestes del planeta, soportando hambre, hipotermia, avalanchas, y la muerte paulatina de más integrantes del grupo.

Ante la falta de suministros, los sobrevivientes tomaron la controversia decisión de alimentarse de la carne de los fallecidos para no morir. Esta historia de supervivencia extrema que pasó a la posteridad como «El Milagro de los Andes», ya había sido plasmada en la película «¡Viven!» de 1993.

La nueva adaptación «La sociedad de la nieve» está siendo ampliamente elogiada por su crudeza y realismo para retratar el calvario que enfrentaron estas personas, mostrando escenas desgarradoras que muestran el sufrimiento físico y mental que padecieron.

El director J.A. Bayona viajó al propio lugar del accidente en los Andes y pasó más de 100 horas entrevistando a los 15 sobrevivientes que aún viven, ya entrados en los 70 años. También consultó a los familiares de los fallecidos. Esta dedicación extrema se refleja en la autenticidad de la película.

Con un elenco de actores en su mayoría desconocidos que bajaron mucho de peso para sus personajes, la cinta transmite de manera muy realista y cruda los tormentos del frío, el hambre, la desesperanza y las escenas de canibalismo, manejadas con prudencia pero sin edulcorar.

Por su impacto emocional, crudeza y proezas técnicas para recrear ese ambiente extremo, «La sociedad de la nieve» está teniendo un gran éxito entre la audiencia de Netflix y ha sido preseleccionada a los Oscar y BAFTA.